Blogia
artenara

APRENDE A ESCUCHAR

APRENDE A ESCUCHAR Hay momentos en que somos tímidos en expresar el amor que sentimos, por temor a avergonzar
a la otra persona o avergonzarnos nosotros mismos, dudamos de decir "Te quiero" y tratamos recomunicar la idea con otras palabras
Decimos: “Cuídate”, "Ten cuidado", Pórtate bien". Pero realmente estas son diferentes maneras de decir: "Te quiero","Eres importante para mi", "Me importa lo que te suceda",", "No quiero que estés mal".

A veces somos muy extraños. La única cosa que queremos decir y la única cosa que debemos decir, es la única cosa que no decimos. Y muchas veces el significado no se comunica del todo, y la otra persona se siente ignorada y no querida. Por ello, debemos escuchar el amor en las palabras que las otras personas nos dicen. Las palabras explícitas son necesarias, pero con
mayor frecuencia, la manera de decir las cosas es aún más importante.

Un apodo dicho cariñosamente porta mayor afecto y amor que los sentimientos que son expresados de manera poco sincera.

Un abrazo o un beso impulsivos dicen "Te amo", aún cuando las palabras digan algo diferente
Cualquier expresión de preocupación de una persona para otra dice: "Te quiero".
A veces debemos mirar y escuchar muy atentamente el amor que contienen las palabras. El problema de escuchar el amor es que no siempre entendemos el lenguaje del amor que la otra persona esta usando. La gente rara vez escucha, o sólo escucha el rechazo o el malentendido. Si escucháramos atentamente, descubriríamos que somos muchísimos más amados de lo que pensamos. Escuchemos al amor, y descubriremos que, después de todo, el mundo es un lugar muy amoroso. No es un asunto de estar presente con alguien. El asunto es estar presente para alguien. Así que recuerda: Si amas a alguien, díselo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres